“El caso del basural de la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez es emblemático

Resultado de imagen para rellenos sanitarios   Resultado de imagen para rellenos sanitarios

“El caso del basural de la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez es emblemático (…) El basural de Villa Gobernador Gálvez no cuenta con habilitación para operar como receptor de residuos urbanos propios ni ajenos pero esto no impide que se vuelque la basura directamente sobre la tierra,
en cercanías del arroyo Saladillo. Esta situación produce contaminación de sus aguas por doble efecto, a través de la absorción del suelo y del deslizamiento superficial de líquidos, que en este caso se agrava ya que no cuenta con coberturas de tierra que impidan el desplazamiento de los residuos hacia la zonas más bajas, lo que facilita el lavado y escurrimiento de las aguas sucias hacia el cauce del arroyo. Esto es muy grave sobre todo si se tiene en cuenta que se encuentra ubicado a escasos metros del Parque Sur y las Quebradas del Saladillo. En este basural también se producen incendios periódicos y las humaredas con diferentes contaminantes afectan las condiciones de visibilidad de la autopista Rosario-Buenos Aires y otras vías de acceso, poniendo en riesgo el tránsito vehicular, tal como fue denunciado en diversas oportunidades. La quema clandestina provoca también el desprendimiento de diversas partículas que el viento transporta en distintas direcciones, afectando con olores ofensivos a las poblaciones cercanas(…)” “(…) el basural, que comprende un predio de 17 hectáreas no perimetradas, está ubicado entre el arroyo Saladillo (norte), la autopista a Buenos Aires
(este), la prolongación de la calle Soldado Aguirre (sur) y la calle Ocampo (oeste), donde se depositan diariamente en fosas a cielo abierto alrededor de 60 toneladas de residuos sólidos domiciliarios y los provenientes de la limpieza de calles, sin ningún tipo de tratamiento ni control por parte de las autoridades municipales y provinciales de la contaminación en las napas como tampoco del curso del arroyo Saladillo que lo bordea.”
(Extractado del diario “La Capital” de Rosario - Notas del 26-03-06 y 01-04-06)
Vertederos controlados:
Técnica intermedia con la que se Intenta disminuir los problemas que
representan los basurales a cielo abierto, mediante una serie de trabajos como:
• compactación de residuos
• cobertura de tierra
• colocación de alambrado perimetral
• protección forestal
• venteo de biogás
• control del agua de lluvia
Como ejemplos de vertederos controlados podemos mencionar el Relleno Gallino y los Gallego I y II, todos de la ciudad de Rosario.
Campaña de Reciclado en las Escuelas
Taller Ecologista / Susecretaría de Economía Solidaria

Rellenos sanitarios:
El relleno sanitario es una técnica de ingeniería sanitaria que consiste en acondicionar un espacio de tierra de determinada manera para colocar los residuos compactados, tapándolos con distintos tipos de tierra, para que fermenten sin aire y se produzca su descomposición. El relleno, una vez finalizado, generalmente se parquiza y utiliza como espacio recreativo, ya que no es posible darle ningún otro uso.
Requieren:
• compactación de los residuos
• impermeabilización
• venteo del biogás
• recubrimiento de los residuos compactados
• tratamiento del lixiviado
• alambrado perimetral
• forestación perimetral
• iluminación
• pozos de monitoreo a napas de agua
• testigos de asentamiento
En Rosario, Gallego III estaba habilitado como relleno sanitario. Fue cerrado a fines de 2003 a raíz de la fuerte oposición de los habitantes del barrio lindero a su presencia y al paso de los camiones que transportaban la basura hacia ese lugar.
(Adaptado de: Curso de Capacitación Docente sobre Educación Ambiental – Módulo
N° 3 – Rosario - 1997)
En América Latina el 35% de los residuos es dispuesto en rellenos sanitarios, el 25% en vertederos controlados y el 40% restante en basurales a cielo abierto.
3.2 RELLENOS SANITARIOS: ENTERRAR BASURA, SEPULTAR EL
FUTURO
(…) Un relleno sanitario está compuesto básicamente por una depresión en el terreno, cubierta por una membrana interior, un sistema de recolección de líquidos lixiviados, un sistema de recolección de gases, y ocasionalmente una cobertura, aunque no todos estos elementos están presentes en todos lo
rellenos sanitarios.
La membrana inferior generalmente está constituida por polietileno de alta densidad (PEAD), y puede contener una o más capas de arcilla. A su vez, el sistema de colección de líquidos consiste en caños emplazados en el fondo de relleno. Los líquidos ingresan dentro de estos caños y debido a la inclinación del terreno, por gravedad son dirigidos hacia la planta de tratamiento de líquidos, cuando existe.
El cubrimiento es una capa de protección que procura frenar (aunque no logra evitar totalmente) la entrada de agua, y así prevenir la formación de más lixiviado. Está formada generalmente por una membrana plástica o una capa arcillosa, cubierta por una capa de arena o suelo muy permeable, tapada a su vez por una capa de tierra fértil.
¿Cómo contaminan los rellenos sanitarios?
Existe una suerte de creencia –alimentada por las campañas de maquillaje oficial y empresario- sobre la inocuidad de los productos biodegradables, como residuos de alimentos o productos comerciales promocionados como tales. Sin embargo, si un producto biodegradable es enterrado en un relleno sanitario, las condiciones físico-químicas son tales, que su biodegradabilidad, si ocurre, se produce en condiciones diferentes e impredecibles, y sus elementos constitutivos, como carbono, nitrógeno o fósforo, nunca vuelven al suelo, porque están encerrados en las membranas del relleno.
Para empeorar las cosas, estos compuestos son los responsables de los llamados lixiviados, líquidos oscuros que se producen por la descomposición de la materia orgánica y el agua que entra al relleno y que arrastran consigo un alto poder contaminante, tanto en el suelo como en las aguas. Los líquidos
lixiviados, al fluir, disuelven algunas sustancias y arrastran partículas con otros compuestos químicos, como metales pesados, contenidos en los residuos.
Venenos al aire:
Al problema de los lixiviados se debe agregar el de las emanaciones producidas por las mismas sustancias en descomposición. El principal componente de los gases emanados en los rellenos sanitarios es el metano, seguido por el dióxido de carbono. Típicamente, los gases que escapan del
relleno llevarán consigo otras sustancias químicas tóxicas, por ejemplo solventes, u otros compuestos orgánicos volátiles, por lo general, clorados(…).
Si algo puede fallar…
El fin del recubrimiento inferior de un relleno sanitario es evitar todo contacto entre los residuos y el suelo o las napas freáticas. Sin embargo, tanto la capa arcillosa como el recubrimiento plástico pueden romperse. La arcilla es vulnerable a los químicos que están presentes en la basura, como el benceno, ya que por difusión puede atravesar una capa arcillosa de 91.4 cm en aproximadamente cinco años. La membrana plástica también es vulnerable a sustancias químicas que puedan encontrarse en los residuos sólidos urbanos.
Por ejemplo, la naftalina degrada el PEAD y otras sustancias no tan nocivas, como la margarina, el vinagre o el lustre para zapatos pueden debilitarlo y finalmente romperlo. el sistema de recolección de lixiviados también presenta sus problemas. Se ha visto que puede fallar por taparse con barros o fango, por el desarrollo de microorganismos en las cañerías o simplemente los caños ya debilitados por la acción de los químicos pueden romperse por la presión de toneladas de basura
sobre ellos.
Por último, debido a la acumulación de metano, que forma una mezcla explosiva con el oxígeno presente, suelen ocurrir incendios accidentales en los rellenos sanitarios. Al entrar en combustión las sustancias depositadas se pueden liberar compuestos químicos como dioxinas, metales pesados. óxidos de nitrógeno, y numerosos compuestos orgánicos volátiles.
(…) Recientemente, y por la capacidad del metano de incidir en el efecto invernadero, se está promoviendo la quema de los gases emitidos por los rellenos. Como se mencionó más arriba, el gas emitido por los rellenos sanitarios contiene metano, dióxido de carbono, compuestos orgánicos no
metánicos y sustancias tóxicas como el mercurio Vale la pena destacar que aunque se quemen los gases generados en los rellenos, este proceso no evita la emisión de sustancias tóxicas a través de la chimenea.

Fuente: Municipalidad de Rosario, Argentina  
Subsecretaría de Economía Solidaria
Programa de Reciclado de Residuos
Campaña de Reciclado en las Escuelas
Taller Ecologista / Susecretaría de Economía Solidaria