Otros impactos:

Campaña de Reciclado en las Escuelas
Taller Ecologista / Susecretaría de Economía Solidaria

Otros impactos:
Es también importante considerar que la presencia de rellenos sanitarios incentiva el uso irracional y e ilimitado de materias primas, que luego son descartadas. No sólo se están desperdiciando las materias primas, que luego se deberán volver a extraer para la fabricación demás productos, sino que
además se desperdician otros recursos necesarios para la producción, como el agua y la energía.
Otra desventaja de los rellenos sanitarios es que tienden a acentuar la desigualdad social, ya que los desechos se ubican generalmente en las zonas donde viven personas de menores recursos.
Conclusiones:
(…) los rellenos sanitarios, concebidos como una solución definitiva para el problema de los residuos domiciliarios, se convirtieron con el correr de los años en una nueva pesadilla que impone una discusión de fondo sobre cuáles deberían se las verdaderas estrategias para encarar el problema de la basura.
Contaminación de aire, el agua y el suelo, aumento de la incidencia de distintos tipos de cáncer y malformaciones en las poblaciones cercanas, desvalorización del medio ambiente y de la propiedad, derroche de los recursos naturales invertidos en fabricar los productos descartados, que jamás volverán a ser parte de los ciclos naturales, además de otros impactos sociales y económicos,
son las consecuencias directas, probadas e incuestionables de este modelo de gestión de residuos. (…)
(…) Los basurales, los rellenos sanitarios y los incineradores de residuos han probado ser caminos caros, ambiental y sanitariamente. El camino hacia delante debe ser el de un cambio en el actual paradigma de generación de residuos de todo tipo y cantidad, con la fantasía de que aparecerá una
tecnología capaz de tratarlos sin contaminar (…) debe establecerse un plan de abandono progresivo del relleno sanitario y otros métodos de disposición final como la incineración o valorización energética, que permita reducir la cantidad de residuos generada, establecer sistemas de recolección selectiva de la basura reciclable y producir abono con la basura orgánica biodegradable.
Lógicamente esto no puede ocurrir de un día para le otro, pero existen numerosas medidas que pueden y deben tomarse ya en la dirección correcta, en lugar de defender como política de largo plazo la instalación de más y más rellenos sanitarios y los esfuerzos por el reciclaje en manos de las campañas de promoción o propaganda sin compromisos reales y progresivos.
(Adaptado de “Resumen de los impactos ambientales y sobre la salud de los rellenos sanitarios”. Campaña contra las sustancias tóxicas – Greenpeace Argentina – Julio
2004)
3.3. Incineración de residuos
La incineración consiste en quemar los residuos en hornos especiales mediante un proceso de combustión controlada y a altas temperaturas.
En los últimos veinte años el uso de incineradores como técnica de tratamiento de la basura ha tenido un importante descenso, a partir de constatar la peligrosidad de las emisiones al aire y de los restos sólidos y líquidos que se generan.
Sin embargo siguen existiendo voces que defienden a la incineración como un método “amigable” con el medio ambiente. Estas voces vienen de las empresas de incineradores pero también de la industria plástica, y han comenzado a promover la incineración como un sistema de “recuperación de
energía”, en los que el calor producido por la combustión es utilizado para generar energía.
En realidad los incineradores son una fuente de contaminación, no resuelven el problema de la basura y producen energía en forma ineficiente.
Plantas de "recuperación de energía": maquillaje para la industria incineradora. Ante el desprestigio que sufre actualmente la industria incineradora, se ha tornado imperante para los promotores de la incineración buscar la manera de re-etiquetar a su tecnología de manera que se diferencie
de las sucias plantas de quema masiva.
La estrategia adoptada por la industria incineradora ha sido promover cada vez más las llamadas plantas de "recuperación de energía", como un método de "valorización" de los residuos a través de la recuperación de la energía que se produce durante la combustión. Entre estas plantas de "recuperación de energía" se encuentran la gasificación, la pirólisis, el tratamiento por arco de
plasma y las plantas de co-generación, entre otros. Sin embargo, la premisa de que se "recupera" energía en estos sistemas de tratamiento es una falacia si se toma en consideración el ciclo de vida de los materiales. La energía que se recupera en este tipo de plantas es mucho menor a la que se necesita para producir los materiales que se destruyen. Al finalizar el proceso, los materiales tratados por estos procesos son inservibles, y se necesita extraer materiales vírgenes para reemplazar esos productos. La energía necesaria para producir esos productos con materiales vírgenes supera ampliamente a la energía que esas plantas recuperan. el verdadero ahorro de energía se da cuando se aprovechan esos materiales a través de la reparación, la reutilización, el reciclaje, el compostaje, etc. Por otra parte, las plantas de "recuperación de energía" emiten al medio ambiente los mismos contaminantes que la
incineración, por lo que son también un problema para el medio ambiente y la salud de la población.”
(Adaptado de “El problema de la incineración”- Coalición Ciudadana Anti-incineración.
www.noalaincineracion.org)
Efectos en la salud
(…) Muchas sustancias emitidas por la incineración de residuos sólidos urbanos municipales, incluidas dioxinas y furanos, cadmio, plomo y mercurio, son conocidas por atacar el sistema endocrino (el sistema hormonal del cuerpo). Un grupo multidisciplinar de expertos que han estudiado estas anomalías endocrinas describía así sus efectos: "Estamos seguros de lo siguiente: Un amplio número de compuestos químicos de origen humano que han sido liberados al medio ambiente tienen capacidad para crear anomalías en el sistema endocrino animal, incluidos los humanos. Muchas poblaciones silvestres están afectadas por estos compuestos. Los impactos incluyen disfunciones tiroideas en aves y peces, disminución de la fertilidad en pájaros, peces, crustáceos y mamíferos, disminución en la viabilidad de los huevos de aves, peces y tortugas, grandes deformidades y anormalidades metabólicas en pájaros, peces y mamíferos, desmasculinización y feminización de peces, aves y mamíferos machos y han puesto en peligro los sistemas de inmunidad de aves y mamíferos... Es urgente tener en cuenta los efectos reproductivos y las funciones teratogenéticas a la hora de evaluar los riesgos para la salud. El cáncer es insuficiente como paradigma porque estos compuestos químicos pueden causar graves efectos en la salud diferentes del cáncer... Los impactos en la vida silvestre y en los animales de laboratorio a causa de la exposición a estos contaminantes son de una naturaleza tan profunda y peligrosa que debe tenerse muy en cuenta la necesidad de una mayor investigación sobre los humanos".
El conocimiento de que la incineración a altas temperaturas es capaz de producir tales contaminantes debe hacernos pensar en una prudente pausa antes de aceptar la instalación de más plantas incineradoras, hasta que entendamos globalmente el destino, efectos y cantidades que son emitidas en
la actualidad (…)”
(Fuente: “La incineración de basura” Acción Ecológica – www.accionecológica.org)

Fuente: Subsecretaría de Economía Solidaria
Programa de Reciclado de Residuos
Municipio de Rosario/Argentina  

Entradas populares de este blog

ONUDI – Manual de Producción más Limpia Gestión de desechos y reciclaje